Luciano, Gabriela y Delfina

Ver crecer los hijos de tus amigos es algo maravilloso, sobre todo si tiene una sonrisa mágica como Delfina. Su energía contagia, te hace seguirla a donde quiera ir. Ya sea darle de comer a las palomas, bailar al ritmo de tambores, o simplemente reirse con su papi en una Leer más…